jueves, 21 de julio de 2011

Una reforma laboral ineficaz

España va a salir más tarde de la crisis que otros países europeos porque el Gobierno no tomó medidas a tiempo y algunas de las tomadas resultan ineficaces, al menos a corto plazo. Una de esas medidas que con razón no convence a los sindicatos ha sido la reforma laboral que, aunque tiene algunos elementos que van en la buena dirección, tras algo más de un año de su aprobación no ha conseguido mejorar el problema del desempleo ni reducir la temporalidad (es más la ha aumentado) ni que los jóvenes tengan oportunidades laborales. Son ellos los más castigados por la crisis, ya que casi la mitad están en paro.


   Con la reforma laboral los trabajadores han visto recortados algunos de sus derechos. Al empresario le sale más barato despedir con ella. Y la cuestión no es abaratar el despido, sino fomentar la contratación. Para ello el crédito bancario debe llegar a las pequeñas y medianas empresas. Dado que el dinero público que el Gobierno prestó a la banca (sin exigirle contraprestación alguna además) no ha servido para que fluya el crédito a las familias y a las Pymes, pienso que el Estado debería tener cierto control de las entidades financieras. Por ello, es necesaria una banca pública como fue en su día Argentaria (rentable y privatizada por el Sr. Aznar). El crédito entonces era más fluido, ya que la gran mayoría era dinero público. La nacionalización de una parte de la banca reactivaría la economía, al aumentar el consumo de las familias y proporcionar liquidez a las empresas insolventes.

   Uno de los principales motores de la economía es el consumo. Actualmente la demanda interna es débil, y en ello ha influido la subida de impuestos indirectos, que gravan el consumo, y particularmente la del IVA. Subir el IVA equivale a bajar sueldos y pensiones, la gente pierde poder adquisitivo al disponer de menos dinero en su bolsillo. También han subido los hidrocarburos, la luz, el gas natural y el butano, pues el Gobierno busca aumentar la recaudación. Y pienso que es un obstáculo para la recuperación de la economía porque la gente gasta menos en general, el dinero no se mueve de mano en mano y ello no genera actividad comercial y empresarial. Si los comercios venden menos o incluso poco, las empresas no logran dar salida a su producción y ello conlleva aumento del paro (especialmente en España), aun cuando algunas no tengan pérdidas sino una reducción en el margen de beneficios. Y en un momento de crisis los empresarios deberían tener en cuenta que no pueden aspirar a tener los mismos beneficios que cuando no la hay. Estamos viendo cómo grandes empresas que tienen altos beneficios siguen despidiendo a trabajadores porque quieren facturar lo mismo que cuando no había crisis, y esto no es de recibo. En Alemania las cosas se hicieron mejor y para paliar los efectos de la crisis se redujo la jornada laboral de los trabajadores en lugar de echarlos a la calle. Siempre es preferible tener a una persona trabajando menos horas y cobrando menos a tenerla en paro cobrando por no hacer nada. Uno de los aspectos positivos de la reforma laboral española es que incluye el “modelo alemán”.


   Una reforma laboral justa y útil sería la que repartiera el trabajo. Reduciendo la jornada laboral a 35 horas semanales (sin que ello conllevara una reducción de salario, pues no por estar más horas en un trabajo se produce y rinde más) se lucharía contra el paro. Asimismo deberían ser penalizadas las horas extras que suponen la pérdida de muchos puestos de trabajo. También sería importante que no se permitiera el pluriempleo, que se impidieran las prejubilaciones en determinadas profesiones y adelantar la edad legal de jubilación a los 60 años para que los jóvenes entraran en el mundo laboral en torno a los 20 años. Pero lamentablemente ya nos vamos a jubilar más tarde. Y por desgracia también vamos camino del despido gratuito, de largas jornadas de trabajo y de una reducción de los salarios. Sobre todo si el PP gana las elecciones.

Publicado en Heraldo de Soria el miércoles 20 de julio de 2011

1 comentario:

  1. Gran argumentación no cabe duda. Alegra mucho ver a gente tan capaz y válida escribir por estos sitios. Mi más sincera enhorabuena, tienes mucho apoyo. Un saludo y a continuar adelante.

    ResponderEliminar