viernes, 1 de noviembre de 2013

La regeneración de la política

En teoría, la política es una de las actividades más nobles a las que puede dedicarse una persona. Es un instrumento que puede mejorar la vida de los ciudadanos. También es la forma de organizar la sociedad, por lo que no tiene sentido no interesarse por ella. En la práctica, vemos que hay una gran desafección de los ciudadanos hacia ella por la mala gestión y la corrupción de bastantes políticos. Por ello, es necesaria una regeneración de la política, comenzando por los partidos políticos que sean instituciones cerradas con el único objetivo de ganar convocatorias electorales. También los ciudadanos tienen su parte de responsabilidad en dicha regeneración, no volviendo a depositar la confianza en políticos corruptos, en malos administradores del dinero público y en partidos que incumplan su programa electoral. Además la política debe ser vocacional. Tiene que ser ejercida por gente honrada, formada, con experiencia profesional, que anteponga los intereses generales a los particulares y que esté en ella temporalmente.

    Tantos casos de corrupción han llevado a pensar a muchos ciudadanos que todos los políticos son iguales. Y eso no es así. Ha habido y hay políticos comprometidos, honrados y coherentes. Y hay que saber distinguirlos. Por ejemplo Julio Anguita, exsecretario general del PCE, renunció por escrito a la pensión máxima vitalicia, a la que tenía derecho por haber sido parlamentario. Y como él hay otros políticos austeros y sencillos que son partidarios de renunciar a privilegios. Sin embargo hay políticos que ocupan tres cargos y cobran por cada uno de ellos. Es algo injusto y más en una situación como la actual. Que cobren por uno solo de los cargos. Y en cuanto a los diputados nacionales decir que tienen privilegios como buenos sueldos, el aforamiento parlamentario y jubilaciones aseguradas con pocos años de cotización, cuando a los demás nos exigen 35 para tener derecho a la pensión completa. Los diputados que no están dispuestos a renunciar a estas condiciones ventajosas no son creíbles cuando hablan de igualdad. También me parecen criticables los elevados sueldos de alcaldes de algunas ciudades y de presidentes de varias regiones. Comprendo que la política sea una actividad remunerada, pues de no ser así únicamente podrían dedicarse a ella los ricos. Pero hay políticos que ganan demasiado y bajándose el sueldo a la mitad contribuirían a reducir el déficit del Estado y ello ayudaría a superar la crisis. No es lógico que nos suban los impuestos y ellos continúen con un tren de vida elevado. Y más cuando hay gente pasando hambre o durmiendo en la calle.

   
   Por otra parte, tampoco veo necesarios tantos políticos para la población que tiene España. Con la mitad estaríamos igualmente representados. Además tanto el mandato del presidente del Gobierno como de otros cargos públicos debería limitarse por ley a 8 años. Demasiados años en el poder u ocupando cargos favorece la corrupción. Y también soy partidario de reformar la Ley electoral más que de la existencia de listas abiertas. Con éstas podríamos volver al caciquismo de finales del siglo diecinueve, a la época de Cánovas y Sagasta, en la que dos partidos burgueses se turnaban en el poder gracias a los votos comprados por los ricos. Es más, el Senado se vota en listas abiertas y Bárcenas resultó elegido en Cantabria (sin ser de allí siquiera) en poco tiempo y con un gran número de votos. Aparte, otra de las causas de la corrupción es que dos partidos mayoritarios se turnan acaparando demasiado poder. Sabiendo que uno y otro van a gobernar alternándose ya no tienen interés en esforzarse por hacer las cosas de la mejor forma posible. Reformando la Ley electoral, que beneficia a las mayorías y provoca notables distorsiones, habría una representación justa y bastante gente votaría a otros partidos. Y eso unido a una participación de los ciudadanos en la economía y una Justicia independiente y eficaz fortalecería la democracia.

Publicado en Heraldo de Soria el martes 5 de noviembre de 2013

4 comentarios:

  1. EFECTIVAMENTE ESPAÑA SE HA CONVERTIDO EN UNA GRAN CLOACA GRACIAS A LA CORRUPCION POLITICA DE LOS EMPRESARIOS ,SINDICATOS Y POLITICOS ESPAÑOLES

    ResponderEliminar
  2. Utopía todo utopías, Luismi en este país los políticos han creado su propio sistema, del cual sólo obtienen beneficios, tu lucha en forma de letras demuestra que al menos los ciudadanos de a pie no somos tontos...
    Un abrazo amigo de la barriada
    J.L.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por comentar en el blog, Pepe. Como bien dices, escribir para mí es una forma de lucha. Lo imposible es la quimera. La utopía es posible si el pueblo toma conciencia y se une contra la estafa que estamos viviendo. Somos mayoría. Un abrazo también para ti, eres grande.

    ResponderEliminar
  4. a los politicos corruptos les importan tres pepinos tus blogs y tus articulos muchacho .Ellos van a seguir robando desde el poder ,da igual lo que opines pp ,psoe,iu,pnv,etc todos a chorizear ...

    ResponderEliminar